El Gobierno oficializó este lunes la decisión de extender el pago de un bono de $5.000 para los trabajadores que presten servicios relacionados con la salud en el primer nivel de atención del sector público, del sector privado y de la seguridad social, correspondientes a agosto, septiembre y octubre.

La medida la adoptó el presidente Alberto Fernández, por decreto 787 publicado hoy en el Boletín Oficial. De esa forma, se extendió el pago de la “asignación estímulo” generada en marzo pasado en el marco de la pandemia de coronavirus por decreto 315, para abril, mayo, junio y julio para el personal de la salud, que comprendió a 560 mil personas.

En ese contexto, se ampliará también el universo de trabajadores beneficiados con el bono, de unos 450 mil a 700 mil. A partir de ahora, además, quedan contemplados en la medida el personal de los gerátricos, de traslado de ambulancias, del sector de atención primaria de la salud y de análisis clínicos.

Con la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García, se decidió que esa medida será prolongada “por tres períodos mensuales y consecutivos adicionales” a los ya mencionados.

El documento aclara que esta suma “es de carácter no remunerativo, alimentario y no podrá ser pasible de deducciones o retenciones, estando sujeta a las características, alcances y condiciones que se establecen en el Decreto Nº 315 del 26 de marzo de 2020 y sus normas complementarias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *