En “Mi camino a la Pachamama”, la exmodelo muestra su nueva faceta de chef. Recetas inspiradas en los sabores de Argentina, Perú y Japón como excusa para contar su manual de supervivencia

En 2016 Victoria Vannucci sintió que había tocado fondo. Todos hablaban de las fotos con su exmarido Matías Garfunkel posando junto a animales muertos, después de un safari que terminó en cacería. Cuando se dio cuenta de su error ya era tarde y su nombre estaba en el ojo del huracán mediático. Estaba experimentando la cancelación, después de ser tapa de revistas, cabeza de marquesina, una electrostar y disfrutar cada escándalo. Pero nunca había tocado fondo.

En 2016 Victoria Vannucci sintió que había tocado fondo. Todos hablaban de las fotos con su exmarido Matías Garfunkel posando junto a animales muertos, después de un safari que terminó en cacería. Cuando se dio cuenta de su error ya era tarde y su nombre estaba en el ojo del huracán mediático. Estaba experimentando la cancelación, después de ser tapa de revistas, cabeza de marquesina, una electrostar y disfrutar cada escándalo. Pero nunca había tocado fondo.

Al comienzo del libro, antes de ahondar en su catálogo gastronómico Victoria reflexiona sobre su vida. Allí aparecen su carrera como tenista top frustrada por una lesión, los años de brillo y exhuberancia mediático, las fotos sobre los cadáveres de animales que la llevaron a la cancelación y el viaje de retorno. Como cuenta en los siguientes párrafos:

“Hoy, más de una década después, escribir estas palabras es un acto cargado de emoción y arrepentimiento. He madurado y crecido como persona. Reconozco mis errores y la falta de valentía que mostré en aquel viaje. Me enfrenté a mi propia contradicción, a la lucha interna que vivía entre mis valores y mis acciones”.

Esta historia, escrita con el corazón en la mano, refleja mi evolución como ser humano. Es un testimonio de aprendizaje y redención, un recordatorio de que todos cometemos errores, pero lo esencial es aprender de ellos y crecer. Mi viaje gastronómico y personal ha sido una montaña rusa de experiencias, pero me ha llevado a un lugar de reflexión profunda y comprensión de la importancia de respetar a los seres vivos y nuestro entorno.

Lo dicho, la obra es resultado de un camino que llevó muchos años, acaso los 41 que lleva vividos. Y la edición en este momento no es casualidad. Divorciada finalmente de Garfunkel y orgullosa de que sus hijos Napoleón e Indiana lleven también su apellido. Pero sobre todo, un homenaje a la mujer que más la marcó y a quien acompaño hasta el final. “El libro fue escrito hace ya año y medio como cierre del ciclo mío como CEO de Pachamama restaurante. Pero lo lancé ahora porque fue un deseo de mi madre”, contó la exmodelo. La referencia es para María Inés Godoyquien falleció hace unos días luego de batallar contra un cáncer de mama y con quien Victoria logró sanar un vínculo dañado en aquellos años de locura mediática.

De Victoria Vannucci a Chef Vick

Con una carta basada en platos veganos y no veganos, y la premisa de llevar los sabores de la tierra a la mesa, Victoria abrió Pachamama en San Diego, donde fue noticia por contener el primer bee hive research, un espacio de cuidado y rescate de abejas para el uso sustentable de la miel. Ya en Venice Beach, recibió el premio al mejor restaurante nuevo de la ciudad de Los Ángeles, un prestigioso galardón que han recibido algunos de los mejores chefs del mundo.

La televisión de la costa oeste no tardó en hacerse eco y su concepto y sus recetas llegaron a la televisión para participar en el programa Hello Hunnay con Jeannie Mai. La reconocida host local, con pasado en el morning show The Realy su madre Olivia recibieron a Victoria bajo el alias de Chef Vick, quien elaboró dos platos, un lomo salteado con vegetales inspirado en la fusión de las cocinas peruana y japonesa y un homenaje a su país natal en forma de buñuelos de espinaca.

En el medio, proyectó un objetivo sustentable que marcó cada uno de sus pasos. Por eso, en el libro agradece a Travis Wolf de BeeLeafUsa, quien la acompañó en la causa, fomentando la construcción de jardines orgánicos en San Diego y Los Ángeles.

“La asociación que hemos formado ha multiplicado nuestro impacto y ha permitido que lleguemos aun más lejos en nuestra misión de cuidar de nuestra madre tierra y sus habitantes. Cada uno de esos jardines es un oasis de vida, donde los niños aprenden sobre la importancia de la alimentación saludable y el respeto por la naturaleza. Ver cómo esos pequeños brotes de conciencia ambiental crecen y florecen es una alegría indescriptible”, escribió en su camino hacia la Pachamama. Una parte de su vida que se volvió libro y que puede adquirirse en sus redes sociales -whoispachamama y chefvickvannucci en Instagram y Facebook- y en su pagina oficial, chefvickvannucci.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *