Un informe de Crónica reveló que equiparse con “pilcha” nueva para este invierno cuesta entre $5.000 y $12.000. En este contexto, extender la vida útil de las prendas puede constituir un alivio para el bolsillo.

Con el precio de la ropa de invierno por las nubes, es tiempo de apelar a la creatividad para recuperar prendas en desuso. Piezas desteñidas, encogidas o con manchas pueden ser reparadas aplicando simples trucos hogareños.

Un informe reciente realizado por Crónica a representantes del sector textil reveló que equiparse para este invierno cuesta entre $5.000 y $12.000, mientras que una campera inflable puede alcanzar los $29.000, cifras que escapan del poder adquisitivo de la gran mayoría de las familias argentinas.

En este contexto, todo lo que pueda hacerse por extender la vida útil de las prendas puede constituir un alivio para el bolsillo. Y la realidad, es que muchas veces se descarta indumentaria por fallas que son reparables.

Prendas desteñidas

¿Quién no ha sufrido alguna vez el percance de abrir el lavarropas y encontrar prendas desteñidas? Es más frecuente de lo parece. Sin embargo, esto no significa que la ropa esté arruinada, si se actúa con velocidad y se emplean los siguientes trucos, no hace falta decir adiós.

Una de las técnicas más populares para recuperar ropa desteñida consiste en aplicar agua, sal y vinagre sobre las piezas afectadas (retirar primero la prenda que haya causado el desastre). Llenar una bañera con agua, introducir los textiles afectados, verter varias cucharadas de sal y medio vaso de vinagre. Esperar media hora, enjuagar y retirar.

Aunque pueda resultar extraño, el laurel también puede colaborar en la reparación de prendas desteñidas. La única desventaja de este remedio es que solo es efectivo en el tratamiento de pocas prendas a la vez.

La ropa desteñida en un lavado se puede recuperar.

Para llevarlo a cabo se debe calentar una cacerola con abundante agua y unas hojas de laurel (se puede añadir unas cucharaditas de bicarbonato de sodio), dejar al fuego hasta que hierva y apagar. Algunas versiones aseguran que solo hay que esperar 10 minutos para que baje un poco la temperatura, mientras que otras apuestan por esperar a que se enfríe por completo y colar el agua antes de continuar con el procedimiento. Ambas opciones han demostrado ser eficaces.

En el paso siguiente hay que añadir la ropa desteñida y esperar 2 horas, removiendo de vez en cuando. En el caso de observar que todavía no se ha ido el color, se puede dejar remojado un rato más.

El uso de lavandina o agua oxigenada es válido solo para aquellas prendas que sean blancas, con el resto de colores puede causar un daño irreparable.

Este truco se ha transmitido por generaciones y -casi- siempre obtiene buenos resultados. Colocar la indumentaria blanca en una bañera o palangana con agua y un poco de lavandina (hay productos especiales para este tipo de indumentaria) o agua oxigenada. Esperar una hora, enjuagar y secar al sol.

Un jean que perdió el color puede resurgir gracias a un teñido con anilina.

El mismo truco se puede aplicar en aquellas prendas blancas que se hayan podido desteñir en el lavarropas.https://db2c0d98846f82aeca65429b1c0e0334.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Una alternativa para recuperar por completo el color de la ropa y que luzca como nueva es utilizar un producto para teñido, por ejemplo: la anilina. Ésta es una de las prácticas más frecuentes y eficaces cuando lo que se quiere recuperar es textil negro, el que suele perder más color con el uso, el paso del tiempo o los lavados. El teñido se puede realizar fácilmente, siguiendo las instrucciones del producto. ¿La mejor parte? Es económico y deja las prendas como nuevas.

Otra opción para estos casos consiste en añadir un poco de vinagre en el lavado de ropa oscura, ya que actúa como un fijador de pigmentos.

Para mantener los tonos oscuros de las prendas es importante no mezclarlas con otros colores durante los lavados ni utilizar agua caliente en los mismos. Evitar el uso de secadora y ciclos largos en el lavarropas y secarlas al reverso para evitar afectar el color.

Tejidos encogidos

Las prendas de lana y tejidos gruesos adquieren protagonismo durante las estaciones más frías. Aunque si no se las trata adecuadamente, pueden deformarse con los lavados y hasta encogerse.https://db2c0d98846f82aeca65429b1c0e0334.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Si un abrigo de lana se achica se puede colocar en un balde con agua fría y dos cucharadas de champú para bebé. También se puede uilizar suavizante de ropa líquido o acondicionador del pelo. Sumergir la prenda encogida, remover para que las fibras se empapen bien y dejarla allí durante 30 minutos. Pasado el tiempo, retirar el exceso de agua sin retorcer. Colocar la prenda húmeda estirada sobre una toalla seca y enrollar la tolla, que absorberá el exceso de agua.

Una solución alternativa es colocar 20 gramos de bicarbonato de sodio en un litro de agua caliente y añadir esta mezcla a un balde o palangana con agua tibia. Introducir la prenda en el agua y estirar poco a poco hasta que recupere su tamaño. Luego enjuagar dentro de otro recipiente con un litro de agua templada y 250 ml. de vinagre blanco. Escurrir y secar en plano.

Adiós a las manchas

  • Vino

Lo más importante para eliminar una mancha de vino es actuar rápidamente. Espolvorear una capa generosa de sal sobre la zona y dejar que absorba el líquido durante una hora. También se puede rociar agua oxigenada sobre la sal para una mayor efectividad.

Las manchas de vino tinto se pueden tratar con sal o agua oxigenada.
  • Tinta

Colocar la prenda sobre un paño limpio y seco y aplicar unas gotas alcohol. Con otro paño, frotar sobre la mancha hasta que desaparezca y el trapo deje de teñirse de color. Luego lavar la ropa normalmente.https://db2c0d98846f82aeca65429b1c0e0334.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

  • Sangre

El secreto para remover una mancha de sangre de cualquier textil es aplicar agua oxigenada encima. El producto hace un efecto efervescente que elimina hasta la última gota.

  • Sudor

Con el paso del tiempo, las prendas blancas pueden presentar manchas amarillas, sobre todo en la zona de axilas y el cuello, donde aparece el sudor. Un truco que nunca falla es el de utilizar bicarbonato y jugo de limón sobre el área dañada. Esperar 15 minutos a que actúe la mezcla y llevar al lavarropas (añadir una cucharada de bicarbonato junto al jabón). Las propiedades del limón aclaran las manchas de sudor, mientras que el bicarbonato remueve el olor característico que se impregna a las prendas. Dejar secar la ropa al sol y, si es necesario, repetir el proceso.

  • Grasa

Para quitar manchas de grasa o aceite es importante llevar a cabo estos dos pasos. Primero quitar el excedente de grasa cubriendo la mancha con talco para bebés. Después, frotar suavemente los restos con detergente o productos desengrasantes y lavar normalmente.

  • Café

Lo mejor para que este tipo de manchas es aplicar un chorrito de agua con gas. Luego, se puede aplicar un poco de agua oxigenada que eliminará la mancha pero no se comerá el color.

  • Maquillaje

Aplicar crema de afeitar, cubrir la mancha y esperar 3 minutos hasta que se seque la espuma. Retirar con un paño húmedo y lavar la prenda normalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *