A comienzos de marzo, Celina Rucci reveló su dura lucha contra la leucemia. Durante el año pasado atravesó el tratamiento en Estados Unidos, sin querer “alarmar” a su familia

De regreso al país, Celina compartió su experiencia con la enfermedad, cómo se fue recuperando, las críticas que enfrentó y los cambios estéticos que le trajo. Con ansias de mostrarse tan linda como lo es, la actriz contó que hubo un antes y un después al compartir lo que sucedió durante un baile con amigos.

Entre pasos y pasos, a Rucci se le salió la peluca que tenía puesta por el cabello caído a consecuencia del tratamiento de quimioterapia. “Me sentí tan vulnerable que no pude volver al lugar, ellos me decían que no era nada, pero yo sentí que no pude ocultar más lo que me había pasando”.

“Por primera vez me había mostrado enferma a los ojos de los demás y esta coraza que vengo armando desde niña para poder sobrevivir en este mundo se derrumbó en un segundo”, se cinceró Celina.

L

Hasta que la artista decidió mostrar su actual imagen, bella como siempre, y responderle a sus seguidores en redes, quizá, sobre uno de los puntos débiles del paso de la enfermedad por su cuerpo.https://90de25680d59783b9c4d4ec9ea5f51f7.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

“¿Qué importancia le das a tu aspecto estético?”, le consultó un consumidor de su cuenta de Instagram. Y Rucci, con sinceridad, respondió.“¡Qué tema! Siempre fui una privilegiada y el tratamiento hizo un poco de descontrol con todo”, dijola mamá de Uriel, con total sinceridad.

“No les voy a mentir con que no me importó, pero sé que como el pelo crece… Calculo que todo volverá a su lugar. Agradezco y priorizo otras cosas”, confió la actriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *