La bebida de origen paraguayo que se consume con frecuencia en el norte de Argentina hizo escala en La Plata, donde muchos disfrutan de su frescura

La yerba no solo tiene como destino preparar unos ricos mates en cualquier momento del día, el tesoro nacional también sirve como base para otra infusión que es ideal para la temporada de verano: el tereré.

Se trata de una bebida ancestral guaraní originaria de Paraguay que se hizo muy popular en la Argentina, sobre todo en las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Formosa.

En La Plata, donde la comunidad paraguaya está muy presente, la bebida comenzó a incorporarse en el día a día de jóvenes y adultos en diferentes variantes, ya que la forma de prepararla aquí puede diferir de la receta original.

Según señala la historia, su origen se remonta al pasado de la región del río Paraná con la comunidad originaria guaraní, y su consumo está arraigado tanto en Paraguay como en Brasil y Argentina.

Como indica la historia de la comunidad, el tereré es considerado “el padre del mate” ya que en ese entonces no existían termos ni recipientes para llevar el agua caliente hace miles de años. Entonces los guaraníes tomaban tereré, es decir, agua fresca y yerba, que abundaba en la región.

Hace pocos días, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró al tereré como “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.
Un tradicional tereré paraguayo original se prepara con agua fría y una variedad de hierbas consideradas medicinales. La tradición reza que sean siete de ellas porque ese número se asocia a la salud y la suerte.

Entre las hierbas usadas para hacer el brebaje hallamos el “koku”, bueno para el estómago, la acidez, la úlcera estomacal, y también se usa en el tratamiento de la diabetes.

El “amba’y”, que se emplea para la tos y el asma, también como tónico cardíaco e incluso se usa como diurético y en las diarreas. El eucalipto, cuya infusión se usa en los resfríos, la tos, la bronquitis, ya que es un buen expectorante. Por último, también se incluye la “verbena” que regula los trastornos de las vías urinarias.

En La Plata y otros puntos del país, se modificó un poco la receta original y se incorporaron jugos de frutas para hacerlo un poco más suave con respecto a las hierbas, a las que tal vez mucha gente no se termina de acostumbrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *