Las criaturas de Australia siguen demostrando lo temibles que son, o al menos los sustos que te pueden pegar. Y si no que se lo digan a Olly Hurst, un hombre que encontró una araña en el lugar más insospechado: sus auriculares.

Este australiano se puso sus cascos con cancelación de ruido para ir al trabajo cuando empezó a sentir un cosquilleo en su oreja. “Sabía perfectamente que podía sentir algo que me hacía cosquillas en el oído”, comenta en su vídeo

Tal y como se ve en la grabación, al quitarse los auriculares descubre que había no una pequeña arañita, sino una gran araña de Huntsman o araña australiana dentro.

Se llevó el susto de su vida al verla y, aunque intentó sacarla de ahí, parecía que el animal estaba cómodo dentro y no quería salir. Algunos usuarios aplaudieron su reacción ya que ellos “habrían saltado del susto y lanzado esos cascos lejos“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *