A pesar de la crisis sanitaria que afecta al país asiático, miles de devotos hindúes optaron por concurrir en masa a la localidad de Haridwar para el tradicional baño en las aguas del río Ganges, un ritual crucial de la peregrinación de Kumbha Mela.

Este lunes, India registró un nuevo récord diario de contagios y se convirtió en el segundo país con mayor cantidad de casos de coronavirus en el mundo.

A pesar de la crisis sanitaria que afecta al país asiático, miles de devotos hindúes optaron por concurrir en masa a la localidad de Haridwar para el tradicional baño en las aguas del río Ganges, un ritual crucial de la peregrinación de Kumbha Mela.

Si bien el acceso al cauce solo estaba permitido para aquellos que acudieran con tapabocas y una prueba negativa de Covid-19, el gran número de fieles dificultó mucho la tarea de las autoridades del estado de Uttarakhand, que se vieron incapaces de hacer cumplir las reglas. “Debido a la gran multitud, es prácticamente imposible imponer multas”, admitió el inspector general de Policía, Sanjay Gunjyal.

Más allá de las críticas reproducidas en los medios masivos y las redes sociales de la India, la comunidad hindú se mantuvo fiel a sus costumbres y optó por respetar el Kumbha Mela, que se lleva a cabo cada 12 años en una de las cuatro ciudades sagradas: Allahabad, Haridwar, Nasik y Ujjain.

Por otro lado, las autoridades sanitarias mostraron su preocupación ante la celebración de las elecciones en cinco de los estados clave del país asiático, ya que muchos partidos están organizando manifestaciones masivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *