Según un relevamiento realizado sobre 1000 jóvenes, el 30 % comenzó a tomar alcohol a los 14 años

Fue realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense

El Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, en forma conjunta con el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, lanzó por cuarto año consecutivo una nueva campaña de prevención sobre el “último primer día” (UPD).

El defensor del pueblo adjunto y titular de ambos observatorios, Walter Martello, destacó que “la campaña 2022 se denomina ¨diversión y alcohol: asuntos separados” y busca problematizar la relación entre consumo de alcohol y diversión juvenil a partir de la difusión, en redes sociales, de una serie de recomendaciones para madres, padres e integrantes de las comunidades educativas”.

En cuanto a la frecuencia en el consumo, uno de cada cuatro entrevistados que consumió alcohol dijo que lo hizo de forma semanal en un contexto de diversión o nocturnidad, en tanto que el 97,39 % consumió los fines de semana y el 2,61 % bebió diariamente.

Ante la pregunta ¿Qué buscás cuando consumís alcohol? la respuesta más elegida fue “me gusta el sabor”, seguido por “divertirme / desinhibirme, no tener vergüenza”. 

“Si realmente les “gustara el sabor” de la bebida alcohólica no lo disimularían mezclándolo con jugos, gaseosas o energizantes. Estos productos, al ser coingeridos, son facilitadores de su consumo. Un elemento a tener en cuenta es que, al igual que en la encuesta 2019, la principal fuente de bebidas energizantes está en los kioscos”, sostuvo el informe.

Otro dato a tener en cuenta fue la creencia instalada que el consumo de alcohol favorece la sociabilidad o genera una suerte de sensación de empatía. El relevamiento 2021 arrojó que tres de cada diez de las y los entrevistados (29,61 %) reconoció haber usado drogas o alcohol para relajarse, sentirse mejor y/o integrarse a un grupo. Cabe destacar que el indicador representó una disminución respecto a la medición del 2019 (35,27 %).

¿Qué recomienda el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos?

– Que los padres hablen con sus hijos sobre las consecuencias del consumo excesivo de alcohol

– Problematizar la asociación entre consumo de alcohol y diversión. Hablar sobre sus consecuencias físicas y sociales

– Concientizar que el consumo en exceso implica menos autocontrol y reduce la capacidad de procesar información además de incrementar las posibilidades de ejercer y/o padecer acciones violentas y accidentes de tránsito.

– El abordaje puede trabajarse como parte de los acuerdos institucionales de convivencia de las escuelas, construidos conjuntamente entre toda la comunidad educativa, de modo que se reafirme la responsabilidad colectiva en torno a las prácticas de cuidado para este día

– Las medidas que se tomen desde la escuela no deben ser únicamente prohibitivas o sancionatorias. Hay que trabajar el “último primer día” como un hecho pedagógico y reflexionar críticamente sobre estas prácticas

Fuente: Infoblancosobrenegro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *