Cuando se lo consume el arroz yamaní tiene una textura muy suave y con un toque sabor dulce parecido a la nuez.

Este tipo de arroz se conserva en  por mucho tiempo en lugares secos y oscuros. También debe estar guardado en envases sellados herméticamente.

El arroz yamaní es el preferido por quienes siguen una dieta macrobiótica debido a su pH equilibrado y su fácil digestión. Esta dieta es una forma de interpretar la nutrición fundamentada en el consumo de granos de cereales integrales, legumbres y verduras cocidas.

Se puede usar en toda receta que lleve arroz, solo se debe prestar especial atención a su cocción.

Este tipo de arroz se lava y luego se cocina a fuego lento. Se debe colocar una olla con dos tazas de yamaní y cuatro o cinco tazas de agua y una cucharita de sal.

Una vez que empieza a hervir se debe tapar la olla y bajar el fuego. Pasado unos veinte minutos le grano debería estar seco, desde que se comienza la preparación son 40 minutos en total.

Se apaga el fuego y se revuelve con cuchara de madera.

Puede consumirse inmediatamente o se puede guardar en la heladera en un recipiente de vidrio con tapa.

Este arroz aporta energía, hidratos de carbono y proteínas.

Ahora, manos a la obra y a disfrutar de las comidas que llevan como ingrediente principal arroz yamaní.

Wok de pollo, verduras y yamaní

Ingredientes:

-4 zanahorias

– puerros 4

-4 zucchinis

– 3 berenjenas

– 1 kilo de pechuga de pollo o pata muslo

– 400 gramos de yamaní

– 1 puñado de brotes de soja

– salsa de soja a gusta (optativo)

 aceite de oliva

– sal a gusto

Preparación

-Corta en juliana todas la verduras y los tallos de los puerros. Las berenjenas deben ir con su cáscara.

-Hervir el arroz siguiendo los paso antes mencionados.

-Hervir el pollo, sacarle la piel, cortarlo en tiras y en un wok pincelado con aceite de oliva saltearlo unos minutos. Luego agregar las verduras y mover el wok constantemente.

-Después agregar la salsa de soja, los brotes y dejar unos minutos en fugo más lento y retirar. Finalmente se sirve sobre el arroz y a ¡disfrutar!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *