Científicos de la Universidad de Oxford constataron a través de una investigación el interés que despierta el estampado de leopardo en todo el mundo y propusieron, para aprovechar ese boom, que la industria de la moda ayude a la conservación del felino, una de las especies más amenazadas de la actualidad, pagando ‘derechos’ por imitar la piel del animal.

“El estampado de leopardo es una de las tendencias más perdurables de la moda. Pero, lamentablemente, los propios leopardos han desaparecido de más del 75% de su rango histórico y se han extinguido en al menos una docena de países y regiones”, advirtió la doctora Caroline Good, de la Unidad de Investigación para la Conservación de la Vida Silvestre de la Universidad de Oxford (WildCRU), quien dirigió la investigación.

Según informó, el estudio se propuso cuantificar el interés en la moda hacia el estampado de leopardo mediante el análisis de los medios de comunicación tradicionales, laactividad deGoogle y las publicaciones de Instagram. 

Fue entonces que ella y sus colegas descubrieron que “si bien hay 2,9 millones de publicaciones en Instagram con el hashtag #leopardprint y 80.000 artículos de noticias en inglés durante un período de 15 años” hay “muy poca evidencia de que este interés lleve a la discusión de temas relacionados con la pérdida de biodiversidad y la extinción”. 

En los medios de comunicación tradicionales, por ejemplo, “menos del 2% de las menciones al estampado de leopardo se asociaron con el estado de conservación del leopardo”, remarcó Good. Esto evidencia, a su criterio, que “existe una clara desconexión entre el interés continuo en la moda del estampado de leopardo y la falta de interés o preocupación por el animal en sí”.

Si bien esta desconexión presenta desafíos, plantearon los investigadores, la proliferación del estampado de leopardo en la moda también brinda oportunidades potenciales. “¿Podemos encontrar una manera de conectar la moda con la urgencia de la conservación del leopardo, de una manera que convierta el entusiasmo no solo en conciencia sino en beneficio práctico para la especie?“, lanzó el profesor David Macdonald, director de WildCRU y coautor del artículo.

Con esta investigación, los científicos de Oxford sugieren la implementación de un ‘derecho de propiedad de especie‘: es decir, que la moda pague regalías por cada artículo de estampado de leopardo vendido para ayudar, de esa forma, a financiar la conservación de estos felinos. 

“Esperamos que este estudio sea de interés para las ONG conservacionistas que buscan campañas de marketing innovadoras, así como para las marcas de moda con fines de lucro y los minoristas que buscan interactuar con los consumidores que exigen responsabilidad social de sus marcas”, expresó Good.

Esta propuesta, concluyó, “es una posible solución a largo plazo para financiar la conservación del gato manchado que podría implementarse en todo el mundo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *