Un estudio publicado en la revista científica The Lancet alertó sobre un potencial rebrote de la enfermedad, provocado por la merma en la vacunación a raíz de la cuarentena.

Durante 2019, los casos de sarampión alcanzaron el nivel más alto en 23 años, y las autoridades sanitarias advirtieron sobre la merma en la ­vacunación en plena pandemia de coronavirus.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el total de infecciones confirmadas a nivel mundial aumentó a 869.770 el año pasado. En este sentido, un estudio publicado en la revista ­científica The Lancet alertó que en 2021 podría haber un rebrote de sarampión como consecuencia de la cuarentena dispuesta para hacer frente a la Covid-19.

Kim Mulholland, presidente del Grupo de Expertos en Asesora­mien­to Estratégico sobre Inmunización (SAGE, por sus siglas en inglés), explicó: “Muchos niños han perdido la vacuna contra el sarampión este año, lo que hace inevitables futuros brotes”.
Mientras el mundo se prepara para las campañas de vacunación contra el coronavirus, el experto señala que la pandemia tuvo un “efecto profundo” en el control de las enfermedades prevenibles.

Según la OMS, las campañas de vacunación retrasadas en 26 países para fines de octubre provocaron que 94 millones de niños perdieran las dosis programadas contra el sarampión.
Los relevamientos del organismo internacional señalan que, el año pasado, hubo 9,8 millones de casos y 207.000 muertes, un 50% más que en 2016.

Si bien en 2020 se registró una caída en el número de contagios, el informe de Mulholland destaca que esta reducción “presagia brotes futuros”. “Estos factores crean el ambiente para brotes severos de sarampión en 2021, acompañados de un aumento de las tasas de mortalidad y las graves consecuencias del sarampión que eran comunes hace décadas”, explicó el investigador.

Si bien este año en nuestro país se logró interrumpir la circulación del virus, cabe destacar las estadísticas del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la UCA, según las cuales un 22% de los hogares argentinos demoró la vacunación de sus niños durante la pandemia.

Por último, es importante recordar que el sarampión es una enfermedad altamente contagiosa, con brotes que alcanzan a un número importante de personas en muy poco tiempo, motivo por el cual es importante respetar el calendario de vacunación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *