La Facultad de Ciencias Exactas (UNLP) difundió un informe sobre el operativo. Aclaran que no es el total de un barrio sino de personas con síntomas.

La Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP difundió esta semana un informe en el cual se destaca que el 60% de los testeos realizados en barrios de la periferia de La Plata son casos positivos de COVID-19. Los datos surgen de un análisis realizado sobre los resultados obtenidos en los operativos Detectar, considerando los que se desarrollan intensivamente en distintos barrios de la ciudad desde abril de este año.

“Ese es un resultado del análisis de las jornadas Detectar que venimos realizando con la Región Sanitaria XI desde abril hasta la fecha. En verdad los operativos Detectar son un dispositivo que se generó el año pasado pero ha ido evolucionando bastante. Este año, por ejemplo, los operativos tenemos los llamados test rápidos de antígenos. Esto permite atender a una persona hisoparla y saber en el momento si está cursando no un cuadro COVID”, detalló el secretario de Extensión de la Facultad de Ciencias Exactas, Guido Mastroantonio.

En diálogo con La Cielo, el investigador destacó que esta herramienta permite tener una fotografía real de la situación epidemiológica. “El año pasado el hisopado implicaba enviar a un laboratorio de la red de provincial, que significaba un día o dos días y hasta ocho o nueve en el momento de más demanda. Esa diferencia significa tener una fotografía en tiempo real de lo que está pasando. Este año esa cuestión se revolvió, es una cuestión interesante saber si la personas tiene o no”, indicó.

Tal como se destaca en el informe, desde principios de abril a la fecha, se ha incrementado desde un 39% hasta casi un 50% el promedio semanal de los casos positivos en los testeos realizados en esta modalidad de búsqueda activa.

“Tenemos un cambio en los operativos Detectar, antes era búsqueda casa por casa de casos de COVID. Ese porcentaje se obtiene de la demanda activa, además de la recorrida casa por casa. Lo que más importa es la gente que espontáneamente se acerca a los dispositivos porque sospecha, con la información que tiene”, explicó Mastroantonio. Y contó: “Hay una participación muy activa de las organizaciones del territorio como bibliotecas populares, merenderos, clubes deportivos, unidades básicas, entre otros. Son todos actores que saben que durante la semana va a haber un operativo Detectar y hacen una invitación actividad y hay un filtro muy grande de las personas que se van a acercar”.

Sobre el alto porcentaje de positividad en los testeos, el Secretario de Extensión de Exactas aclaró que “cuando decimos 60%, no es sobre el total del barrio, sino sobre el total de las personas que se acercan activamente a atenderse. El dato importante es la progresión. Es decir, un resultado interesante de los datos es que a lo largo de la semana el promedio de la positividad en los barrios es lo que ha ido aumentando sucesivamente y eso es lo preocupante”.

En ese sentido, remarcó que esto es un dato que sirve porque “muestra que en otros índices se va a haber reflejado este aumento. Este porcentaje quiere decir que dentro de 15 días lo podés ver en el número de casos a nivel regional en el sistema. Dentro de un tiempo más, en el número de camas, y más adelante lo vas a ver en el número de personas que fallecen”.

Según se desprende de la imagen, entre todos ellos se destacan El Peligro, con un 61% de contagios confirmados, y Barrio Nuevo (Ringuelet), donde seis de cada diez testeos hechos revelaron que el paciente se había infectado COVID-19. Entre los más bajos, en tanto, figuran El Mercadito, con apenas un 18,9% de positividad, y Hernández, donde esa estadística alcanzó el 30,4%.

Cabe señalar que los operativos Detectar son jornadas organizadas por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Región Sanitaria XI, para buscar casos sospechosos de coronavirus en los barrios más vulnerables de la ciudad. Desde el inicio de la pandemia, la UNLP participa activamente de cada uno de estas tareas para frenar el avance del virus en el Gran La Plata.

“Los Detectar se hacen en los lugares que las personas no tienen fácil acceso a los hospitales y las clínicas donde las personas van habitualmente a hisoparse. Estos datos surgen con más vulnerabilidad, con más dificultad de acceso. Esa es una condición preexistente. Sabemos que hay barrios que tienen calles de tierra y menos acceso a la información, es ahí donde se necesita hacer ese tipo de búsqueda activa. Un Detectar no lo vamos a hacer a Plaza Moreno”, concluyó Mastroantonio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *