En el Impenetrable chaqueño nacieron dos yaguaretés gracias al cruce de un ejemplar nacido en cautiverio y uno salvaje, llevado adelante por la Fundación Rewilding Argentina. En esta inmensa área, que tiene cuatro millones de hectáreas, sólo hay 20 yaguaretés y quedan alrededor de 200 en todo el país, por lo que la noticia trae esperanza de salvar la especie que está en peligro de extinción.

“Fue emocionante verlos recién nacidos por todo lo que representan en cuanto a la posibilidad de pensar que, en un futuro, la especie se pueda salvar”, dijo Sebastián Di Martino, director de Conservación de la Fundación Rewilding Argentina, que desde 2012 trabajan junto al Parque Nacional para registrar la presencia de yaguaretés salvajes. La caza furtiva y los desmontes han provocado la importante disminución de ejemplares del mayor felino de América.

Sucedió el 30 de enero cuando Tania, una yaguareté que vivió en cautiverio en el zoológico de Mar del Plata dio a luz a dos cachorros en el Parque Nacional El Impenetrable, luego de cruzarse con uno salvaje, Qaramta. La experiencia fue inédita ya que nunca un ejemplar de cautiverio y otro silvestre habían sido cruzados en ese lugar.

“Los cachorros serán criados por su madre y deberán aprender a cazar para poder ser liberados cuando tengan alrededor de un año y medio o dos, cuando naturalmente se alejan de la madre”, contó Di Martino a Infobae, quien aclaró que a los recién nacidos les espera una vida en libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *