Estuvo detrás de cámara de los mayores éxitos de la emisora. Realizó el primer noticiero y la primera trasmisión de fútbol. La despedida de los famosos

Una triste noticia envuelve al mundo del espectáculo y, en especial, de la televisión por la muerte deEdgardo Borda, histórico director de El Trece, quien falleció a los 95 años, y más de 70 de ellos dedicados a su trabajo detrás de las cámaras y al costado de los grandes nombres del mundo artístico. Entre sus logros, que él mismo contó a Infobae en una entrevista de 2019, tuvo el de ser parte del primer noticiero de la TV y hasta el año pasado dirigía La jaula de la moda en la señal Ciudad Magazine.

Ángel de Brito fue uno de los más sensibilizados al dedicarle palabras de amor. “¡Hasta la próxima querido amigo Bordita! 70 años construyendo la historia grande de la tele y de El Trece. ¡Me marcaste el paso de cerca los últimos 15 años! Siempre te voy a recordar Edgardo Borda”, escribió, sensibilizada el conductor de LAM, mientras que Marcelo Tinelli replicó algunas de las imágenes en las que aparecía a su lado en ShowMatch.

Por su parte, Adrián Suar, director de programación de El Trece,replicó a través de sus redes un posteo que realizó la emisora para decirle adiós. “Edgardo Borda. Director de televisión. Te despedimos con el cariño de siempre”, compartió. Mientras que Coco Fernández, director general de Ciudad Magazine donde el director se despeñó hasta el año pasado en algunos de sus programas, también le dedicó un mensaje. “Por todo lo vivido, buen viaje”, escribió.

“Yo hice el primer noticiero de la televisión argentina, en el Canal 7. Lo producía un tipo extraordinario, Tito Martínez Delbox. Y lo conducía Carlos D’Agostino. Lo original era que había un personaje que era un títere, un perro llamado Niche. Sara Bianchi y Mané Bernardo eran las titiriteras y el perro era el que se encargaba de dar las noticias más candentes, para no comprometer a D’Agostino. Además había un gag al final del programa. Entraba una chica muy bonita con un papel, con la última noticia. Y Carlos decía: ‘Es mi nueva secretaria’. Todos los días era una chica distinta”, rememoraba.

Otro de los hitos que tuvo en su extensa carrera fue la de dirigir en 1977 la versión argentina de Cumbres Borrascosas, una miniserie legendaria que contaba entre sus figuras a Rodolfo Bebán, Alicia Bruzzo, Gianni Lunadei, Carlos Andrés Calvo y Susú Pecoraro. “Fue una gran producción hecha en sólo 21 días con los recursos de la época, sin cámaras portátiles, grabando con sonido directo. Se realizaron 150 trajes exclusivamente para eso que lamentablemente se perdieron en uno de los incendios que sufrió el canal”, aseguró Borda en Detrás de escena del libro por los 50 años de eltrece.

“Para hacer Cumbres Borrascosas, reprodujimos en el canal el enorme salón del castillo, en el inmenso estudio principal que teníamos en ese momento. Para ambientarlo hubo que comprar cientos y cientos de velas. Cada vez que yo decía corten, al terminar una escena, todos corríamos a apagar las velas para que al grabar la escena siguiente no perdiéramos la continuidad. Era muy gracioso vernos a todos corriendo”, detallaba.

Entre los momentos históricos de los que fue parte, en una charla que revivió con Infobae, estuvo la de la primera televisación de una pasión de los argentinos. “En noviembre de 1951 se hizo la primera transmisión de un partido de fútbol. El canal tenía solamente tres cámaras. Tres, las únicas tres para todo. Eran enormes. Y para hacer los exteriores había que desarmar todo el equipo del estudio y sacarlas. En este caso, a la cancha de San Lorenzo de Almagro, que jugaba contra River”, contó.

“¡El día anterior hicimos un ensayo! Fuimos a la cancha con toda la instalación y dos equipos de tercera jugaron un rato para que nosotros colocáramos las cámaras. Dos arriba y otra en el campo de juego. Tomamos nota de todo, desarmamos, volvimos al canal, rearmamos el estudio y a la mañana siguiente otra vez desarmamos para llevar las tres cámaras al Gasómetro de Boedo, rememoró sobre el partido que terminó 1 a 1 y el primer gol transmitido por la televisión argentina lo hizo un delantero de San Lorenzo de apellido Maravilla.

A la hora de hablar de cuál fue el mejor momento de su carrera, “El Negro”, como lo llaman en el canal de sus amores, se quedaba con dos. “Sería un ingrato si elijo uno. Tuve mucha suerte. Primero con don Jaime Yankelevich, que nos permitió intentar muchas pruebas, nos dejó ensayar y experimentar sin que tuviéramos todavía la capacidad para hacerlo. Y luego Goar Mestre y los cubanos, que trajeron el negocio de la televisión, la gran escuela, la organización de hacer el trabajo”, destacó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *