Cada vez más son los estudios científicos que se acumulan alertando esta patología tras padecer coronavirus. Expertos explican la situación y los cuidados a tener

Las consecuencias en la salud luego de haber padecido coronavirus todavía son una incógnita para muchos especialistas y científicos en todo el mundo, que siguen estudiando los alcances de esta enfermedad que se convirtió en pandemia desde hace dos años.

La infección que deja el SARS-CoV-2 en su forma grave, o incluso leve, deja múltiples secuelas en los enfermos. Un nuevo estudio de gran tamaño descubrió que las personas que se recuperaron de la COVID-19 en el último año tienen un 40 % más de probabilidades de recibir un nuevo diagnóstico de diabetes en comparación con las que no estaban infectadas.PUBLICIDAD

El COVID-19 parece aumentar significativamente el riesgo de diabetes en aproximadamente un 40 % en 1 año, según nuevos datos de una población. “Si los pacientes tienen antecedentes de COVID-19, ese es un factor de riesgo para la diabetes y sin duda deberían someterse a pruebas de detección de diabetes”, dijo el coautor del estudio, Ziyad Al-Aly, MD, nefrólogo y jefe de investigación y desarrollo en VA St. Louis Health Care, Missouri.Un nuevo estudio de gran tamaño descubrió que las personas que se recuperaron de la COVID-19 en el último año tienen un 40 % más de probabilidades de recibir un nuevo diagnóstico de diabetes 
 (Gettyimages)Un nuevo estudio de gran tamaño descubrió que las personas que se recuperaron de la COVID-19 en el último año tienen un 40 % más de probabilidades de recibir un nuevo diagnóstico de diabetes (Gettyimages)

“Todavía es prematuro hacer pautas. Creo que tenemos que procesar el panorama de datos para comprender lo que todo esto significa realmente, pero está muy, muy claro que todos estos caminos apuntan en una dirección, que COVID-19 aumenta el riesgo de diabetes hasta un año después. El riesgo es pequeño pero no despreciable”, precisó el experto, que aclaró que “estamos descubriendo cada vez más que no se trata solo de problemas respiratorios, confusión mental o solo fatiga”.

El grupo del doctor Al-Aly ha publicado recientemente estudios sobre esos riesgos más amplios. Uno mostró un mayor riesgo de desarrollar problemas cardíacos, incluidos derrames cerebrales y ataques cardíacos, en personas que han tenido covid-19 que en personas que no lo han hecho. Otro mostró que los pacientes posteriores a la covid-19 tenían más probabilidades de sufrir una disminución de la función renal o daño renal hasta seis meses después de la infección en comparación con los pacientes que no habían tenido la COVID-19.

Los investigadores encontraron solo una asociación entre COVID-19 y condiciones cardiometabólicas, sin probar una causa. Algunos médicos dicen que los nuevos diagnósticos de diabetes tipo 2 y afecciones cardíacas podrían estar influenciados por el aumento de peso o la disminución de la actividad durante la pandemia, aunque los cambios en el estilo de vida no necesariamente explicarían un aumento específico en las personas que han tenido COVID-19.Mapa de la diabetes antes de la pandemia por coronavirusMapa de la diabetes antes de la pandemia por coronavirus

La base de datos incluye más de 8 millones de personas y 180.000 con un diagnóstico previo de COVID-19. En un análisis de subgrupos basado en la puntuación de riesgo de diabetes, el índice de masa corporal, la edad, la raza, el estado de prediabetes y el nivel de privación, e incluso después de ajustar los factores de confusión, se encontró un aumento significativo del riesgo de diabetes en comparación con las personas no infectadas, que van del 31 % a más del doble.

Hubo un riesgo de diabetes diferente según la gravedad de COVID-19 que padeció el paciente, es decir, si los pacientes no habían sido hospitalizados, habían sido hospitalizados o permanecieron en cuidados intensivos, pero se observó un exceso significativo de carga de diabetes incluso entre aquellos con COVID-19 “leve”. El riesgo de diabetes también fue elevado en comparación con los controles contemporáneos e históricos.

El estudio fue publicado en The Lancet Diabetes & Endocrinology por Yan Xie, MPH, también de VA St Louis Health Care, junto con Al-Aly. Los datos se alinean con los de otro estudio recién publicado de una base de datos de atención primaria alemana a nivel nacional. Ese estudio fue más pequeño y de menor duración que el nuevo estudio VA, pero consistente.Hay un mayor riesgo de afecciones cardiometabólicas después de COVID-19 (Foto: Andina/Andrés Valle)Hay un mayor riesgo de afecciones cardiometabólicas después de COVID-19 (Foto: Andina/Andrés Valle)

Millones más con nueva diabetes como manifestación tardía de COVID-19

Millones de personas en el mundo han tenido COVID-19, por lo que esto se traducirá literalmente en millones de personas más con diabetes de inicio reciente. Es mejor identificarlos temprano para que puedan recibir un tratamiento adecuado”, indicó Al-Aly.

El estudio se suma a la evidencia que muestra un mayor riesgo de afecciones cardiometabólicas después de COVID-19 , como diabetes y complicaciones cardíacas y renales. Normalmente, cuando las personas piensan en los síntomas de COVID-19 a largo plazo , piensan en problemas como problemas cognitivos , fatiga o dificultad para respirar. Pero los científicos dicen que es probable que haya diferentes tipos de COVID prolongado, y uno parece estar definido por problemas cardiometabólicos que surgen después del covid-19. Hasta ahora, la Organización Mundial de la Salud estima que ha habido más de 464 millones de casos de COVID-19, por lo que incluso los pequeños porcentajes de personas que desarrollan complicaciones a largo plazo serían significativos.

Maren Laughlin, directora de programa del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los Institutos Nacionales de Salud, dijo que el estudio estuvo muy bien hecho. Su principal limitación, anotó, es que los pacientes de VA generalmente tienden a ser mayores y más enfermos e incluyen más hombres que la población en general.Todos los tipos de diabetes comparten el síntoma de niveles altos de azúcar en la sangre, pero son condiciones distintas. (Foto: Cuartoscuro)Todos los tipos de diabetes comparten el síntoma de niveles altos de azúcar en la sangre, pero son condiciones distintas. (Foto: Cuartoscuro)

No se ha determinado por qué una infección por covid-19 podría estar provocando nuevos casos de diabetes. Una posibilidad es que el virus pueda dañar la capacidad del páncreas para secretar insulina, la hormona que regula el azúcar en la sangre. Otra teoría es que la fuerte respuesta inmune al Covid-19 genera una cascada inflamatoria que resulta en una inflamación de bajo grado, lo que interfiere con la secreción y sensibilidad a la insulina.

Todos los tipos de diabetes comparten el síntoma de niveles altos de azúcar en la sangre, pero son condiciones distintas. El tipo 2 es el más común y puede estar asociado con la dieta y el ejercicio. Por lo general, en el Tipo 2, las personas se vuelven resistentes a la hormona insulina, que regula el azúcar en la sangre. El páncreas lucha para mantenerse al día con la mayor demanda de insulina del cuerpo, lo que lleva a niveles más altos de azúcar en la sangre.

El tipo 1, por el contrario, es una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo destruye las células pancreáticas que producen insulina. Otros tipos de diabetes incluyen la diabetes gestacional, que puede desarrollarse en mujeres embarazadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *