Conocida en el mundo como “Meat Free Monday”, la iniciativa que popularizó Paul McCartney busca que las personas disminuyan el consumo de alimentos de origen animal para ayudar al planeta y mejorar la salud.

En Argentina, como en el mundo, cada semana miles de personas se suman a los “Lunes sin Carne”, con el objetivo de reducir el consumo de alimentos de origen animal por el bien del planeta y la salud.

Conocida como “Meat Free Monday”, la campaña que popularizó Paul McCartney está presente en más de 40 países, y es popular entre los usuarios de las redes sociales.

“La cruzada apunta a las personas que están lejos de hacer un cambio en los hábitos alimenticios. Lo que propone es probá un día, probá los lunes para ver de qué se trata. La idea es conocer nuevos sabores, nuevas comidas, para darse cuenta de que no es algo imposible, sino que muy fácil de llevar adelante. Y si lo lográs, estarás bajando entre un 12% y un 14% la incidencia de la contaminación ambiental que produce el consumo de carne en el planeta”, explicó a diario Hoy el director de la Unión Vegana Argentina (UVA), Manuel Martí.

El representante de la organización que defiende los derechos de los animales y brega por el cuidado del medioambiente recordó que “la iniciativa nació en Estados Unidos en 2003 y tomó gran impulso cuando el ex-Beatle la lideró en 2009”.

“El Lunes sin Carne es la campaña más importante a nivel global, porque se están sumando muchísimas ciudades. Por ejemplo, Nueva York, Barcelona, Los Ángeles y San Pablo han implementado este hábito en las escuelas. Desde la Unión Vegana Argentina estamos trabajando para que CABA también lo implemente. Incluso, hemos presentado un proyecto que justo se frenó, porque algunos legisladores consideraron que no era el momento. Realmente, es una acción que no tiene nada en contra”, aseguró Martí a este multimedio.

La Organización de las Naciones Unidas determinó, a través de su Organización para la Alimentación y la Agricultura, que el 18% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial provienen de la ganadería, situando a esta industria como la principal responsable del calentamiento global.

Si bien no se trata de forzar a todo el mundo a que se haga vegetariano o vegano, los “Lunes sin Carne” buscan una reducción sustancial en el consumo de este alimento y sus derivados, en pos de beneficios para toda la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *