Un reciente estudio da cuenta del creciente interés de los consumidores sudamericanos por los ingredientes vegetales, probióticos y superalimentos. Es porque pueden fortalecer el sistema inmunológico y promover el cuidado del planeta.

Las tendencias alimentarias reflejan el impacto de la pandemia de COVID-19 y el año 2021 no será la excepción. De acuerdo con un ranking elaborado por Whole Foods Market, los consumidores optarán por alimentos más saludables y sustentables.

El interés por los probióticos, los superalimentos y los ingredientes 100% vegetales serán el foco de la demanda, al ser los ingredientes que pueden fortalecer el sistema inmunológico y promover el cuidado del planeta.

“Las medidas de confinamiento y las alarmas sanitarias han hecho que las personas reconecten con la comida en múltiples niveles, ahora reflexionamos sobre el origen y el impacto que tienen nuestros alimentos”, aseguró Romina Viscarret, coordinadora de Sinergia Animal en Argentina, ONG internacional que promueve dietas basadas en plantas.

Asimismo, subrayó que “la FAO y las Naciones Unidas han alertado sobre la huella climática, la deforestación y la pérdida de biodiversidad ocasionada por los productos animales, al tiempo que señalan a la ganadería intensiva como uno de los posibles impulsores de futuras pandemias”.

Sustitutos cárnicos vegetales, alimentos fortificados y supra-reciclaje

Con el aumento del teletrabajo, se prevé una mejora en la primera comida del día, debido a que las personas tienen más tiempo para cocinar en casa.

Según la investigación de Whole Foods, para los norteamericanos, los desayunos que incluyen mezclas para panqueques y alternativas al huevo pueden ganar mayor aceptación en el próximo año. Al mismo tiempo, los padres demandarán alimentos vegetales fortificados para sus bebés con innovación en los envases e ingredientes funcionales como las semillas de lino ricas en omega-3.

Mientras que el consumo de carne reporta su mayor caída en nueve años a nivel global, las proteínas vegetales como el garbanzo, los hongos y los sustitutos cárnicos basados en plantas tendrán un gran impacto, de acuerdo con el reporte.

Estas preferencias se complementan con el auge de los ‘supra-reciclados’, alimentos que pueden ayudar a disminuir los residuos y el desperdicio de la comida, al reutilizar ingredientes que usualmente serían desechados.

El furor “plant-based” alcanza a Latinoamérica

Los latinos también harán parte del cambio en sus hábitos. Un estudio reciente, liderado por Ingredion y la firma consultora Opinaia, encontró que el 90 % de los sudamericanos están interesados en consumir alimentos a base de plantas para lograr una dieta más saludable. La encuesta registra que en el 67 % de los países encuestados (Colombia, Chile, Brasil, Argentina y Perú), las marcas sustentables son consideradas importantes.

“Desde Sinergia Animal hemos percibido estas transformaciones a través de campañas como el ‘Desafío 21 Días Veg’, un programa para las personas que desean reducir y eliminar el consumo de productos de origen animal. La iniciativa ha tenido gran recepción en Colombia, Chile y Argentina, donde ya contamos con 30 mil inscriptos”, explicó Viscarret.

Vale mencionar que el programa es 100 % gratuito y los participantes reciben un boletín especializado diario con consejos, recetas y tips diseñados por una nutricionista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *