La secretaria de Desarrollo de la Comunidad Julieta Quintero Chasman y la concejala Romina Cayón participaron de la primera jornada del programa.

Una funcionaria municipal y una concejala del oficialismo participaron del lanzamiento de los cursos de defensa personal destinados a mujeres que quieran practicarlo como recurso de protección. Se trata de una idea que a la vez tiene como sustento un proyecto de ordenanza que está en tratamiento del Concejo Deliberante, a través del cual se crean talleres a cargo de especialistas que enseñarán técnicas básicas de protección física.

El lanzamiento realizado este sábado en el Barrio Hipódromo fue realizado por el programa #JuntasPodemos, que opera bajo la órbita municipal y nuclea a mujeres vinculadas con dirigentes mujeres de Juntos por el Cambio. Y participaron activamente la secretaria de Desarrollo Comunitario Julieta Quintero Chasman y la concejala Romina Cayón, autora de ese proyecto de ordenanza.

Ambas dirigentes estuvieron presentes en la primera jornada e incluso se trenzaron en las primeros movimientos de práctica, tal como lo refleja la foto de portada. El objetivo del proyecto presentado por Cayón es el de “aportar herramientas de prevención, así como mecanismos para actuar en situaciones de violencia y técnicas de manejo de estrés y miedo”. 

#JuntasPodemos es un programa surgió para contener, asistir y brindar herramientas a cientos de mujeres de barrios vulnerables de nuestra ciudad. “Porque creemos en la fortaleza de mujeres que muchas veces solas enfrentan los desafíos actuales de una realidad nacional que recrudece las desigualdades”, indicaron

“Es una manera más a través de la cual el equipo municipal pone a disposición de vecinas, en este caso, servicios, asistencia, capacitación y herramientas para alcanzar una mejor calidad de vida. Y en esta actualidad compleja, agregamos como servicio está práctica deportiva y social que es la defensa personal”, indicaron a 0221.com.ar desde el grupo que impulsó la idea.

Y -según explicaron- indicaron que está destinado a aquellas mujeres que decidan ejercitarla como recurso de protección ante la inseguridad y la violencia de género que cada vez se lleva más vidas.

Cómo las demás prácticas del programa, esta oferta estará disponible en distintos barrios de la ciudad todas las semanas, en articulación con referentes de instituciones barriales o comedores comunitarios. 

También es visto hacia el interior de la gestión municipal con la intención del intendente Julio Garro de llegar a los barrios populares “con una movida apuntada a las mujeres cada vez más activas en la vida comunitaria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *