La enfermedad se siente en ciertas partes del cuerpo por la irritación y compresión de los nervios. A algunas personas que se vacunaron con Moderna les aparece y desaparece de manera repentina.

La parestesia no es el efecto secundario más habitual en las personas que se inoculan contra la Covid-19, como sí lo es dolor en la zona de aplicación y en las articulaciones; fiebre, cefalea, mareos, malestar, escalofríos, fatiga y náuseas. Habitualmente, esta enfermedad desaparece 30 minutos después de su surgimiento y se puede aliviar con ejercicios y masajes sobre la parte afectada sin recibir un tratamiento específico. De persistir, hay medicamentos tales antiinflamatorios que ayudan a reducir los síntomas.

Ahora bien, las personas que son inoculadas contra el coronavirus con una dosis de la vacuna Moderna pueden padecer un efecto secundario recientemente descubierto por especialistas que es la parestesia.

Según un informe publicado la semana pasada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) que dio a conocer ABC, se trata de un trastorno de la sensibilidad que es habitual poco después de haber recibido la dosis del fármaco Spikevax. Sus síntomas, que pueden manifestarse de forma leve o severa, son hormigueos, entumecimientos, picazones, dificultad para contraer los músculos y usar la zona afectada, sensación de frío y de adormecimiento; y ardor.

¿Es posible tratarla aunque su efecto sea temporal?

En el caso de la vacunación con Moderna, no será necesario recibir ningún tratamiento para sobrellevarla. Por lo general, se trata de eventos que desaparecerán en la primera media hora tras la aparición de los primeros síntomas y se pueden aliviar con ejercicios o masajes sobre la zona afectada para restablecer la circulación de manera correspondiente a los pocos minutos de empezar con la ejercitación.

En este caso no será necesario recibir ningún tratamiento. Si por el contrario se convierte en un trastorno persistente, existen algunos medicamentos, como los antinflamatorios, para tratar de reducir los síntomas, pero será necesario estudiar la situación particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *