Con estos resultados de los ensayos de fase 3, el fármaco desarrollado en Estados Unidos es el más eficaz hasta el momento. Además, puede conservarse en refrigeración común durante 30 días

Mientras el mundo espera con ansias una vacuna contra el SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad Covid-19, la farmacéutica estadounidense Moderna anunció que los resultados preliminares de los ensayos de fase 3 de su vacuna arrojaron una efectividad del 94,5%, y sería la máxima alcanzada hasta el momen­to, superando a la rusa “Sputnik V” (92%) y a la de Pfizer (90%).

“Eso debería darnos a todos la esperanza de que realmente una vacuna va a ser capaz de detener esta pandemia y con suerte nos devolverá a nuestras vidas. No será solo Moderna la que resuelva este problema. Va a requerir muchas vacunas”, manifestó el doctor Stephen Hoge, presidente de la farmacéutica.

En el caso de esta vacuna, las dosis se aplicaron sobre unos 30.000 voluntarios y, en los casos graves registrados, todos ellos pertenecían al grupo que recibió placebo. Además, no registraron efectos secundarios de gravedad más que cansancio muscular y dolor al momento de la aplicación.

Esta vacuna, al igual que la de Pfizer, requiere de congelamiento, pero lo que se destaca en el caso de Moderna es que una vez que se descongela puede permanecer bajo refrigeración común por un plazo de 30 días, lo que daría una gran ventaja para poder distribuirla.

En diálogo con diario Hoy, la doctora Daniela Hozbor, del Instituto de Biotecnología y Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP y el Conicet, señaló que “el desarrollo de una vacuna en tiempos no epidémicos lleva entre 10 y 15 años, porque hay que hacer mucha experimentación, pero, como este es un objetivo común de toda la humanidad, todas las cosas que deberían ocurrir ocurren, y entonces ves a todos los entes reguladores trabajando al servicio y a la par con los que desarrollan las vacunas, y a los países dispuestos a hacer los ensayos clínicos”.

En lo que resta del año, Moderna planea producir dosis para cubrir a unas 10 millones de personas, a la vez que el objetivo es llegar a las 1.000 millones de aplicaciones en 2021.
“Desde enero hemos perseguido este virus con la intención de proteger al máximo de personas posible”, especificó el director ejecutivo de Moderna, Sthepane Bancel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *