De forma reciente, la modelo y actriz y su núcleo íntimo vieron cómo su casa en Kentucky fue consumida por el fuego.

Es una modelo y actriz talentosa, cuyas performances en diversas producciones reciben excelentes críticas. Jennifer Lawrence cosechó su siembra y logró un destacado lugar en Hollywood.

Gracias a la fortuna alcanzada pudo comprar su casa, así como ayudar a sus padres con las refacciones y ampliaciones en la granja que tiene lugar en Kentucky. Esta propiedad cuenta con hectáreas que, año tras año, son cosechadas con muchísimo esmero y esfuerzo. Además, tiene pequeños criaderos de especies autóctonas que conviven con el núcleo familiar.

Sin embargo, este paisaje idílico que parece ideal para transitar estos momentos inusuales de la humanidad sufrió un terrible incendio que irrumpió intempestivamente para arrasar con la siembra, y con gran parte del terreno y de la construcción. Es decir, se llevó años de esfuerzo y sacrificio más los resultados de las últimas inversiones o mejoras realizadas.

La noticia fue dada a conocer por el hermano de la actriz que, a través de las redes sociales, escribió: “Con el mayor de los pesares en el corazón confirmamos la noticia de que perdimos nuestro granero anoche en un terrible incendio. Estamos profundamente agradecidos de que ninguna persona o animal haya sido lastimada, pero todavía estamos de luto por la pérdida de años de arduo trabajo y recuerdos que ocurrieron en estos muros. Las palabras no pueden describir el dolor que estamos viviendo pero estamos agradecidos con el Departamento de Bomberos de Simpsonville y todos los demás bomberos que respondieron a nuestra emergencia. Son verdaderos héroes.

También estamos muy agradecidos por los innumerables miembros de nuestra comunidad que se han acercado para apoyarnos durante este tiempo”.

Asimismo, pudo saberse que las dotaciones de bomberos debieron trabajar por el lapso de una hora para controlar la situación. Así el dueño de la vivienda continuó: “La bondad y protección de Dios ya es evidente en esta situación, y nuestra esperanza permanece firme en Él, sabiendo que Él está con nosotros y en control de los pasos que tenemos por delante. Sabemos que Camp Hi-Ho es un lugar especial para muchos, y planeamos reconstruir y reparar para que podamos seguir adelante con una experiencia de campamento segura y alegre este verano”.

Por el momento, la mujer de 30 años no se ha manifestado al respecto del suceso. Según la información que trascendió, se encuentra muy angustiada, por lo que prefirió llamarse a silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *