Cuando iniciamos una dieta el alcohol es lo primero que dejamos. Sin embargo, expertos aseguran que prescindir de la cerveza no es clave para bajar de peso

Renunciar a las cosas que disfrutamos cuando iniciamos una dieta es difícil. El alcohol es una de las primeras cosas que abandonamos si estamos tratando de perder peso, pero los expertos aseguran que no siempre es clave para alcanzar tus objetivos.

Ya sea una pinta de cerveza en el pub con tus amigos o una porción de pizza o incluso una torta en casa son cosas las que nos dan placer y muchas veces no queremos renunciar a ellas. Y no hay por qué hacerlo.

Está claro que cuando comemos y bebemos más calorías de las que consumimos, se produce un aumento de peso. Sin embargo, la personal trainer Sam Prynn dijo que el conteo de calorías, que es algo a lo que recurre la mayoría de las personas cuando comienzan una dieta, no siempre es necesario.

Sam, cofundadora de StrongHer en Bethnal Green London, afirmó que las trampas dietéticas son algo en lo que incluso los entrenadores personales pueden caer.

En declaraciones a The Sun, afirmó: “Al principio, todo lo que realmente comía era pollo, arroz y brócoli. Eso es basura y simplemente no es sostenible”.

Asímismo, destacó que si quieres perder peso, hasta cierto punto tienes que hacer un seguimiento de lo que estás haciendo, pero explicó que eso no significa que todo lo que puedas comer sean hojas de lechuga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *