La TV se muestra en desventaja con respecto al resto de las plataformas, en especial los servicios de streaming. Sin embargo, la entrevista de Oprah Winfrey a Meghan Markle y Harry demostró que no todo está perdido y el contenido es el Rey.

El encuentro entre la reconocida periodista, Oprah Winfrey, y los duques de Sussex fue un completo éxito en términos de audiencia.

Después de un largo tiempo sin ver cifras similares, la entrevista logró atraer a un promedio de 17,1 millones de televidentes solo en Estados Unidos, por lo que el número es mayor al sumar los espectadores de otros países

Aunque este continúa siendo bajo si se lo compara con otros especiales de décadas anteriores, como la entrevista de Winfrey a Michael Jackson en 1993 que alcanzó los 62 millones de espectadores, es una buena noticia.

Es claro, que esta entrevista significó una segunda oportunidad para la televisión que, desde hace tiempo, no se encuentra en su mejor momento.

Tiempos difíciles

Mientras plataformas como Netflix, Amazon Prime Video y Disney + acaparaban toda la atención del público, la televisión fracasaba en el intento de recuperar a su audiencia.

Las películas y series dejaron de ser un contenido propio de la televisión y pasaron a transmitirse con éxito en los servicios de streaming.

Sin embargo, todavía existen algunas áreas que las plataformas no lograron alcanzar.

Los programas de deportes, noticias y especiales, son contenidos que los canales de televisión todavía dominan.

Cualquier partido o torneo, el seguimiento de una primicia o la aparición de una figura popular, son transmisiones lideradas por esta.

Es por eso, que, para no desaparecer, este medio de comunicación debe apostar a los éxitos que tiene asegurados y concentrarse en darle a la audiencia lo que necesita.

Una estrategia acertada

Muchos cuestionaron el hecho de que la entrevista de Oprah Winfrey no se transmitió a través de las plataformas de streaming.

Esta solo estuvo disponible en Paramount + durante la transmisión en vivo.

Sin embargo, las pruebas demuestran que la decisión de transmitirlo a través de televisión abierta en el canal CBS, fue acertada.

ViacomCBS pagó más de 7 millones de dólares por los derechos de la entrevista y, con el éxito de la misma, las acciones de la compañía subieron más del 12%.

Aunque décadas atrás se registraron audiencias más grandes en especiales de este estilo, la entrevista logró atraer la cifra más alta de espectadores en más de un año.

Sin dudas, esta logró despertar la esencia de la cultura de la televisión.

Figuras públicas, una entrevistadora de reputación y revelaciones sorpresivas, trasladaron al público a momentos que habían quedado en el olvido.

En este sentido, si bien es cierto que el panorama cambió y que la televisión dejó de ser el centro en términos de difusión de contenidos, esta se puede reconvertir y continuar con aquel material que le ayude a fidelizar a su público nuevamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *