Una buena alimentación es fundamental para mantener nuestro cuerpo saludable y sano. Sin embargo. también hay alimentos que agilizan y potencian la mente: conocé la dieta mediterránea.

Se sabe por las investigaciones que hay una estrecha relación entre alimentación y atención, concentración y memoria. Ahora, una nueva investigación también constata los buenos efectos de la dieta mediterránea, que se basa en el gran consumo de frutas, verdura y legumbres.

El estudio ha permitido constatar que las personas de edad avanzada con sobrepeso u obesidad y con un alto grado de adherencia a la dieta mediterránea, preservan su rendimiento cognitivo e, incluso, mejoran sus capacidades al cabo de tres años.

Entre los alimentos para potenciar la atención y la memoria destacan los ácidos grasos omega-3, los flavonoides, diferentes vitaminas (B12, E y K) y minerales (yodo, hierro o magnesio).

Una publicación de la revista Clinical Nutrition también pone de manifiesto los beneficios que tienen para el cerebro, la eliminación de alimentos precocinados y la comida rápida, así como el consumo moderado de alimentos de origen animal.

Seguidamente, te damos 10 alimentos para mejorar la actividad del cerebro:

1. Pescado azul

El salmón, la sardina o el chicharro son ricos en omega-3, ácidos grasos saludables que necesita el cerebro y que ayudan a reforzar sus conexiones neuronales. De hecho, los ácidos grasos omega-3 contribuyen a mejorar la memoria y reducen los riesgos de padecer enfermedades como el Alzheimer o la demencia. Un tipo de omega-3 hallado en el salmón interfiere con la formación de lesiones cerebrales que conducen al Alzheimer.

2. Aguacate (la palta)

Esta fruta tiene un alto contenido en grasas monoinsaturadas que ayudan a potenciar la actividad neuronal y a mejorar la atención. Este tipo de grasas saludables tiene la función de limpiar las arterias, garantizando, de esta forma, que llegue al cerebro y al corazón la sangre necesaria para que ambos órganos funcionen a pleno rendimiento. Además del omega 3, el aguacate es rico también en vitaminas y antioxidantes.

3. Verduras de hoja verde

Espinacas, col rizada y otras verduras de hoja verde tienen un alto contenido en antioxidantes que incluyen vitaminas C, E y A, los cuales ayudan a frenar el deterioro cognitivo. El consumo de brócoli, rico en vitamina K, junto con el de las coles de Bruselas y otras verduras verdes, ha obtenido buenos resultados en tratamientos para el Alzheimer. Se señala que las personas mayores con más vitamina K retienen más información y realizan mejores discursos.

4. Huevos

Contienen nueve aminoácidos esenciales y nutrientes básicos para el cerebro. En concreto, la yema tiene colina y luteína, fundamentales para la memoria y las funciones cognitivas en general. De hecho, se ha demostrado que las personas con niveles más altos de luteína procesan más rápido la información.

5. Yogurt

Presenta una combinación de proteínas y calcio idónea para mejorar la atención. Así, la tirosina, un aminoácido que se encuentra en este lácteo, produce los neurotransmisores de la dopamina y la noradrenalina, que ayudan a potenciar la memoria y el estado de alerta.

6. Frutos secos

Las nueces y las almendras son beneficiosas para la concentración, aparte de favorecer el fortalecimiento cognitivo, por su alto contenido en omega-3 de origen vegetal, vitamina E y magnesio. Además, aportan gran cantidad de proteínas que estimulan las neuronas orexinas, encargadas de mantenernos despiertos y atentos.

7. Té

Tiene el aminoácido L-teanina, el cual contribuye a incrementar la memoria, la concentración y el tiempo de reacción. El más recomendado es el té verde por ser rico en antioxidantes.

8. Plátanos

Tienen altos niveles de potasio, magnesio, vitamina C y fibra, todos ellos potenciadores de la memoria. Además, presenta vitamina B6, la cual ayuda a la producción de serotonina, noradrelina y dopamina, que favorecen la concentración.

9. Carne roja

Contiene vitamina B12, buena también para la concentración y la memoria.

10. Alimentos ricos en flavonoides

El chocolate, el té verde, frutas como la manzana, cítricos como la naranja o el limón, la uva y también los frutos rojos (fresas y arándanos que mejoran el funcionamiento de las neuronas y la memoria) son ricos en flavonoides, pigmentos naturales de los vegetales que actúan como antioxidantes liberando y limpiando el cerebro, y que, como consecuencia, ayudan a mejorar la memoria y la concentración. En el caso del chocolate, es importante saber que tiene que ser negro para que mejore la capacidad cognitiva y de memoria. Además, el cacao también es de ayuda para la concentración por su contenido en teobromina y cafeína.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *