El dolor de cabeza tensional es un dolor leve a moderado que a menudo se describe como la sensación de tener una banda apretada alrededor de la cabeza, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Asimismo, la entidad explicó en su portal web que “se desconoce la causa de los dolores de cabeza tensionales, pues los expertos solían pensar que los dolores de cabeza tensionales se debían a contracciones musculares en la cara, el cuello y el cuero cabelludo, quizás por emociones fuertes, tensión o estrés. Sin embargo, las investigaciones dan a entender que la causa no es esa contracción muscular”.

No obstante, la teoría más común sostiene que las personas que tienen dolores de cabeza tensionales son más sensibles al dolor. Adicionalmente, el estrés es el desencadenante más comúnmente informado en casos de dolor de cabeza tensional.

De igual forma, se dice que un síntoma común de este tipo de dolores de cabeza es una mayor sensibilidad muscular, que podría deberse a un sistema del dolor más sensibilizado.

Sobre la misma línea, indicó que otros síntomas de dolor de cabeza tensional son:

  • Dolor de cabeza sordo.
  • Sensación de opresión o de tensión en la frente o a los lados y la parte de atrás de la cabeza.
  • Sensibilidad en el cuero cabelludo, el cuelo y los músculos de los hombros.

Diferencia entre dolor de cabeza tensional y migraña

La entidad explicó que a diferencia de algunas formas de migraña, los dolores de cabeza tensionales por lo general no están asociados con alteraciones visuales, náuseas, ni vómitos. Aunque la actividad física normalmente agrava el dolor de la migraña, no empeora el dolor causado por el dolor de cabeza tensional. Una mayor sensibilidad a la luz o a los sonidos puede suceder con un dolor de cabeza tensional, pero este síntoma no es común.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la migraña una enfermedad incapacitante.

“Se calcula que la prevalencia mundial de la cefalea (al menos una vez en el último año) en los adultos es de aproximadamente el 50 %. Entre la mitad y las tres cuartas partes de los adultos de 18 a 65 años han sufrido una cefalea en el último año y el 30 % o más de este grupo ha padecido migraña”, explicó la OMS.

Por su parte, el portal especializado en salud Healthline, enumeró 18 remedios naturales para reducir el dolor de cabeza.

1. Tomar agua.

2. Tomar magnesio.

3. Reducir el consumo de alcohol.

4. Dormir lo necesario.

5. Evitar los alimentos ricos en histamina como los quesos curados, el chocolate, los embutidos, los pescados en conserva, ahumados o marinados, algunos vegetales fermentados como col fermentada (chucrut) y derivados de la soja, las espinacas, y algunos frutos secos, como las nueces y los cacahuetes.

6. Usar aceites esenciales.

7. Tomar Vitamina B.

8. Usar una compresa fría.

9. Tomar la coenzima Q10.

10. Eliminar alimentos que desencadenan dolores de cabeza y para determinar cuáles son es importante anotar que comió y bebió en las últimas 24 horas para saber el causante.

11. Beber té o café con cafeína.

12. Probar la acupuntura.

13. Practicar yoga.

14. Evitar los olores fuertes.

15. Probar remedios herbales, pues algunas plantas contienen propiedades medicinales beneficiosas para aliviar los dolores de cabeza.

16. Evitar nitratos y nitritos.

17. Beber té de jengibre.

18. Hacer ejercicio, mínimo 30 minutos de caminata moderada tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, si el dolor de cabeza empeora en 24 horas, si se presenta mala pronunciación, cambios en la visión, problemas para mover los brazos o las piernas, pérdida del equilibrio, confusión o pérdida de la memoria con el dolor de cabeza, si el dolor de cabeza es intenso y solo en un ojo, con presencia de enrojecimiento en dicho ojo, es importante consultar a un médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *