Los famosos jugos verdes o green juice son una tendencia que ha venido para quedarse por los importantes beneficios que aportan al cuerpo. Pero…, ¿qué es un jugo verde? La base principal de estos zumos detox son las verduras verdes, poseedoras de clorofila, fibra, antioxidantes y grandes cantidades de nutrientes. Estas sustancias contribuyen con los procesos depurativos, diuréticos y nutricionales del organismo, favoreciendo la pérdida de peso y la vida saludable.

Este tipo de jugo se complementa con verduras como la zanahoria, betabel y pepino; también se le agregan frutas verdes (limón, manzana verde, etc.) o frutas de colores (piña, manzana, etc.), para maximizarlos valores nutricionales de la bebida. Además, estos ingredientes complementarios suavizan el sabor intenso de las verduras verdes. Por último, se recomienda agregar especias como el jengibre, canela, entre otras, con el objetivo de favorecer la quema de grasa.

Beneficios de los jugos verdes y para qué sirven

El ingrediente principal de los jugos verdes es la clorofila, contenida en las verduras verdes. Esta sustancia aporta maravillosos beneficios desintoxicantes, adelgazantes y nutricionales. Pero…, ¿qué es la clorofila? Un pigmento vital, pues representa la vida de las plantas (fotosíntesis) y su apariencia verde. Se podría decir que la clorofila se asemeja mucho a las funciones de la sangre humana, y aunque parezca asombroso, ambas poseen una estructura molecular muy similar. Sin embargo, existe una diferenciada importante entre ambas, ya que la sangre humana tiene hierro, mientras que la clorofila contiene magnesio. ¿Qué es lo interesante de todo esto? Que puedes sacarle ventajas a las diferencias y a las semejanzas de esta sustancia para el bienestar del cuerpo.

A continuación, enumeramos los principales beneficios de la clorofila en el organismo para que puedas entender mejor para qué sirven los jugos verdes:

  • Contribuye en la formación de glóbulos rojos, los cuales están encargados de llevar oxígeno a los tejidos humanos para su renovación y crecimiento. Este proceso sucede por la similitud estructural de la sangre y la clorofila.
  • La clorofila neutraliza sustancias que ingresan a nuestro organismo, sean ingeridas o respiradas, desechándolas a través del tracto gastrointestinal. Así, evita que se unan a nuestro ADN.
  • Equilibra las hormonas que regulan el apetito. Por este motivo causa una sensación de saciedad, beneficiosa para el control y reducción de peso corporal.
  • Neutraliza los malos olores corporales. Por esta razón, la clorofila se utiliza en chicles y enjuagues, así ayuda al control del mal aliento.

En el mundo de los zumos verdes, existe una amplia variedad de combinaciones saludables y sabrosas, capaces de mantenerte en forma. Recuerda que aunque estas bebidas son muy efectivas para depurar y adelgazar el cuerpo, si no las acompañas de una dieta saludable y ejercicio no lograrás los resultados esperados.

Por otro lado, cabe destacar que para aprovechar al máximo todas las propiedades y beneficios de los jugos verdes, recomendamos utilizar verduras y frutas orgánicas. En este sentido, y como ya hemos mencionado, los licuados que exponemos a continuación no solo se elaboran con verduras de hoja verde, sino que también incluyen frutas y otros vegetales beneficiosos para adelgazar y quemar grasa.

A continuación te dejo una excelentes recetas de jugos verdes para perder peso y desintoxicar. ¡Salud!

Jugo de pepino, apio y manzana

Esta bebida proporciona al organismo mucha agua, fibra, vitaminas y minerales. La manzana, la pera, el apio y los dátiles aportan la fibra que favorece la digestión, mientras que el pepino contribuye con el agua para hidratar. Finalmente, el combo completo nutre al cuerpo con abundantes minerales y vitaminas. ¡Mejor imposible! Este zumo verde resulta ideal para adelgazar, gracias a sus propiedades diuréticas, depurativas e hidratante. ¡Un quemador de grasa natural!

Las cantidades para una persona son las siguientes:

  • 1 pepino
  • 1 manzana verde
  • 1 pera
  • media rama de apio
  • 4 dátiles
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 1 vaso de agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *