Song Yoo Jung, de 26 años, fue encontrada muerta en Seúl la semana pasada, según ha confirmado su agencia de representación, Sublime Artist Agency. El cuerpo sin vida de la joven fue encontrado el 23 de enero, pero no fue hasta dos días después cuando se hizo pública la noticia. Por el momento, se desconocen las causas de la muerte.

Los seguidores de la actriz se encuentran conmocionados ya que Song Yoo Jung era una de las intérpretes más famosas de su país. Su agencia publicó una imagen de la actriz con un emotivo texto para despedirla: “Fue una amiga que nos alegró con una sonrisa resplandeciente. Era una actriz magnífica que realizaba todo con pasión, más que nadie. Siempre te recordaremos”, rezaba el comunicado.

La causa de la muerte no ha sido confirmada todavía pero, por lo repentino de su muerte y por algunas declaraciones públicas anteriores de la famosa en las que expresaba malestar, todo apunta a que fue resultado de la batalla con su salud mental.

Su funeral se realizó en la intimidad, de acuerdo a los deseos de su familia, según informó la agencia que la representaba.

Son Yoo Jung había comenzado en la industria de la actuación hace seis años y en 2019 se destacó por su participación en la exitosa serie web “Dear My Name”, en la que dio vida a una estudiante de arquitectura que buscaba el amor de su vida. También apareció en varios programas televisivos como “Golden Rainbow”, “School 2017″ o “Make your wish” y en un video musical del tema “From Friends to Lovers” de la banda de pop coreana Standing Egg. Y consiguió lucrativos contratos publicitarios como modelo para reconocidas marcas como Estée Lauder, The Body Shop y Baskin-Robbins, entre otras.

En Corea del Sur era todo un icono entre las adolescentes por su incursión en el mundo de la música k-pop. Su muerte ha reabierto el debate sobre la presión a la que están sometidas las estrellas juveniles del mundo de la televisión y la música de la cultura K-Pop, sobre todo entre las chicas, constantemente escrutadas en redes sociales.

La multimillonaria fábrica de ídolos surcoreana es reconocida por la excesiva presión que ejerce sobre sus jóvenes figuras.

En noviembre de 2019, la cantante y actriz Goo Hara, de 28 años, fue encontrada muerta en su piso de Seúl, seis meses después de un intento de suicidio. Un mes antes Sulli, otra famosa cantante de un grupo femenino de K-pop , fue hallada muerta en su casa después de luchar contra una “depresión severa” tras haber sido acosada en las redes. También se suicidóKim Jong-hyun, miembro de la banda SHINee, en 2017.

Otra de las muertes tuvo lugar en diciembre de 2019. Cha In Ha, estrella del pop y actor surcoreano, fue encontrado muerto en su piso a la edad de 27 años. En junio del año pasado otra muerte conmocionó a los coreanos, la del cantante Yohan, a los 28 años.

Corea del Sur está entre los países con mayor porcentaje de suicidios del mundo, y este no se limita a la industria del entretenimiento. El país tiene una tasa de suicidios muy por encima de la media mundial. Mientras que en el país asiático la tasa es de 24,2 por cada 100.000 habitantes, a nivel mundial la cifra cae hasta el 9,46 por cada 100.000 habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *