Alertan por un brote de influenza que causa fiebre y se confunde con coronavirus

El Ministerio de Salud de la Nación ya envió un alerta epidemiológico ante la aparición de muchos casos

Hace ya algunas semanas empezaron a aparecer en distintas partes de Argentina fuertes casos de gripe que, a pesar de la duda de si se trataba o no de Covid-19, finalmente los test de antígenos y los PCR dieron resultados negativos.

Entre los síntomas más comunes, las personas manifestaron fiebre muy elevada, dolores corporales, tos, diarrea y moco, los mismos malestares con los que suele identificarse a quienes son positivos en coronavirus. Si bien en un principio los pacientes pensaron de manera automática que se trataba de Covid-19, luego sus test determinaron lo contrario.

Más allá de que hoy en día en nuestro país la pandemia sigue siendo predominante, lo cierto es que varias provincias atraviesan un fuerte pico de casos de gripe, tal como lo confirmó en diálogo con BigBang la médica infectóloga Leda Guzzi.

Imagen

“El 19 de febrero pasado el Ministerio de Salud emitió un alerta sanitaria informado que había un aumento en el numero de casos del virus influenza, que ya se venia registrando desde la segunda semana de diciembre. Sin embargo, en las primeras seis semanas del 2022, se registraron 166 casos de influenza y dos fallecidos. El 99 por ciento de los casos correspondían al sublinaje H3N2 y el 1 por ciento al H1N1, que es la gripe A”, explicó la también miembro de la Sociedad Argentina de Infectología.

Según comentó, el sublinaje H3N2 empezó a aparecer primero en el hemisferio norte, y llegó a nuestro país a través de los viajes, en un contexto en el que ya no quedan casi medidas restrictivas por el Covid-19. De hecho, la especialista explicó que durante los casi dos primeros años de pandemia, gracias a los estudios de seguimiento  y vigilancia que se hicieron, se supo que el virus de la influenza estuvo ausente en Argentina y en muchos otros países, ya que los cierres, la reducción de contacto y de la movilidad, y la poca vida social influyó de lleno en su aparición.

“Lo que llama la atención ahora es que la llegada de la gripe se anticipó. El momento donde en general comienza es en abril y alcanza un pico entre junio y julio y va descendiendo hasta octubre. Pero ahora ocurrió antes, y una de las explicaciones además de la intensa movilidad por viaje que hoy en día hay y que la gente estuvo menos expuesta al virus durante dos años, es el hecho de que bajó notablemente la tasa de vacunación para todas las vacunas y también para la gripe (la cual está indicada para niños menores de 2 años, personas mayores de 65 años, y pacientes de entre 2 y 65 con una enfermedad de base que los pone en riesgo)”, aseguró.

Imagen

Sobre la existencia de estos cuadros que hoy abundan y que implican que los pacientes tengan fiebre muy alta (y que les cueste bajarla), la médica comentó que actualmente se ven mucho en menores de 5 años y en personas de entre 25 y 34 años, aunque obviamente puede aparecer a cualquier edad. De igual modo, comentó que hoy la gripe está muy presente en provincias como Buenos Aires, Tucumán, Salta, Santa Fe y en CABA.

A su vez, la especialista miembro de la International AIDS Society dijo que, actualmente, se está viendo la reemergencia de virus que estaban marginados por la falta de contacto social entre personas; algo que hoy ya se dejó de lado debido a que no hay restricciones por coronavirus.

“No es que perdés la inmunidad que ganaste alguna vez, pero sí bajan los anticuerpos. Hay una menor inmunidad natural que se suma a la menor vacunación, como una de las principales consecuencias negativas de la pandemia. Hay un informe del ministerio de Salud de diciembre de 2021 que remarca el impacto negativo en el calendario de vacunación. De hecho, ya había una tendencia descendiente entre 2009 y 2019 que implico una pérdida del 10% de la vacunación en forma global, pero entre 2019 y 2020 se perdieron 10 puntos más. Por eso hacemos mucho hincapié en que es necesario volver a implementar los calendarios de vacunación”, manifestó.

Imagen

Ante la duda de muchos, Guzzi aclaró que es imposible que el paciente sepa si es positivo de coronavirus o si tiene gripe, por lo que recomendó que si la persona se siente muy mal, asista a un centro médico para que lo evalúen, ya que el virus de la influenza también puede convertirse en grave si no se lo trata a tiempo.

“Si el paciente tiene factores de riesgo, no hay duda que se tienen que hacer ver, pero si no es de riesgo y se siente mal, tiene que ir a una guardia, porque hay que tomar contacto con él para que se lo evalúe. Algunas veces los casos se complican con neumonía y deficiencia respiratoria, y es importante que consulten cuando tienen fiebre muy alta o problemas respiratorios. Es clave que la gente no se quede con la duda, ya que cuanto más tarde se llega a la internación es peor”, sumó.

Finalmente, la infectóloga comentó que se espera una suba de casos de coronavirus a partir de abril de este año, ya que se está viendo que eso ya está sucediendo en otros países. Por eso mismo, como actualmente también hay mucha gripe, Guzzi dijo que es probable que se empiecen a ver casos por doble infección.

“El desafió es ver qué comportamiento tienen esos dos virus juntos, va a haber casos de coinfencción, y es necesario que lo diagnostiquemos y hay que ver el comportamiento de los pacientes ante esta situación”, cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *