Chet Hanks describió la severa adicción a las sustancias que desarrolló a los 16 años

Chet Hanks, polémico hijo de los actores Tom Hanks Rita Wilson, recordó cuán turbulenta fue su relación con las drogas y habló abiertamente de su proceso de recuperación. En conversación con el influencer fitness Bradley Martyn, el rapero de 33 años señaló a la cocaína como la sustancia que lo tuvo sometido durante varios años.

“La droga con la que tuve más problemas fue con la maldita cocaína. Era un maldito cocainómano, así, sin rodeos”, mencionó Hanks en la entrevista. “Ya no lo es, pero era mi droga favorita, hermano, como Tony Montana”, dijo en alusión al personaje de Al Pacino en Caracortada.

Chet Hanks, que usa el nombre artístico Chet Haze en la esfera del hip hop, recordó que solía consumir en clubes nocturnos, y que se dirigía a los baños para compartir con otros conocidos adictos que incluso le advertían de que estaba en riesgo de una sobredosis. “Consumía con otros cocainómanos, y ellos me decían, ‘Tranquilízate, bro. Espera un momento. Dale como 15 minutos’”, señaló.

La situación de su adicción comenzó a preocupar a sus padres cuando tenía entre 16 y 17 años. En ese entonces, decidieron intervenir drásticamente. “Un día me desperté muy temprano, eran las 4 de la madrugada y veo a dos tipos enormes al pie de mi cama mirándome. Me dijeron, ‘Vienes con nosotros’”, recordó sobre la vez que lo llevaron a rehabilitación.

El proceso de dejar las adicciones

En 2015, el hijo de Tom Hanks anunció en Instagram que había buscado ayuda profesional para alejarse de los estupefacientes y el alcohol. “He estado luchando con el abuso de sustancias desde que tenía 16 años. Finalmente, a la edad de 24, decidí buscar ayuda. Con 50 días de sobriedad, puedo decir honestamente que estoy más feliz que nunca,” dijo en la publicación que hizo en esa época.

Sin embargo, también se mostró frustrado con la cobertura mediática de su situación. Ya que un tabloide iba a publicar un artículo develando su internamiento en rehabilitación, Chet decidió adelantarse y hablar directamente de su caso.

“No me importa lo que la gente piense. Que se joda la prensa,” comentó en el video y agradeció a los programas de Alcohólicos Anónimos que lo habían ayudado a salir del hoyo. “Estoy aprendiendo a aceptar mis errores y estar bien con mi humanidad”, concluyó.

En entrevistas anteriores, Chet había mencionado el uso de marihuana en sus letras de rap debido a su consumo personal. En una entrevista con Vice en 2011, Hanks declaró: “Quería rapear sobre algo que hago. No diría que mi vida se trata solo de eso. Es un aspecto del que hablo en una canción”.

Actualmente, Chet Hanks tiene una hija de 8 años, Michaiah, con su ex Tiffany Miles. En sus declaraciones para el podcast, describió lo perjudicial que fue la cocaína para su salud. “Es terrible. Te consume. No puedes comer, no puedes dormir”, aseguró.

La relación de Chet Hanks y sus padres también atraviesa un mejor momento. Años atrás, había criticado con dureza el entorno en el que creció. “No tenía un modelo masculino a seguir que me dijera, ‘Oye, que se jodan. Estas personas solo están celosas de ti’”, mencionó en un video de YouTube en 2022. “Necesitaba que me dijeran eso y nadie estaba ahí para hacerlo”.

Sin embargo, el vínculo se ha ido restaurando poco a poco. Chet compartió una foto inédita con su padre en diciembre de 2023. Además, en enero del 2024, la familia completa, incluyendo a Chet y su hermano Truman, participó en la premiere de la serie de Apple TV+ Masters of the Air.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *