Diego Armando Maradona murió un 25 de noviembre al igual que su amigo Fidel Castro. El jugador argentino viajó varias veces a Cuba para encontrarse con él y tratar su adicción a las drogas. Durante el funeral del líder cubano, Maradona aseguró que la isla le abrió las puertas cuando las clínicas argentinas se las cerraron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *