En una casa no debe faltar un buen desengrasante. Es fundamental para no dejar mesas, mesadas, azulejos o cocina sucias.

La limpieza no es solo una cuestión estética, también lo es por una cuestión de salud, una de las enseñanzas que nos dejó la pandemia de coronavirus, que por lo menos nos marcó a todos que debemos lavarnos las manos constantemente.

Una de las tareas más complicadas después de cocinar es limpiar la grasa que queda, tanto en platos, vasos, azulejos, etc. Para eso existen varias soluciones naturales.

Y preparar un desengrasante natural no solo es mejor que los comprados, además, es mucho más económico, algo importante en estos tiempos de inflación.

Cómo hacer un desengrasante casero

Necesitás solo de 3 ingredientes básicos y serán tus mejores aliados para eliminar la grasa, limpiar superficies y dejar un buen aroma. Este desengrasante casero será una de las mejores alternativas para limpiar la estufa, cocina o más superficies, incluso baños o baldosas.Q

Qué necesitás:

  •  1 taza de vinagre blanco
  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 atomizador (opcional pero preferible)
  • Trapo

Cómo prepararlo:

  1.  Agrega el vinagre en una taza y mezcla con el bicarbonato, luego agrega el jugo de limón. Lleva la mezcla al atomizador, haz un poco de spray en la zona para limpiar, esta mezcla puede estar en todas las superficies.
  2. Deja actuar por unos 8 minutos si está muy engrasado.
  3. Luego ayúdate de un trapo y limpia la superficie. Ojalá puedas usar otra diferente para repetir el proceso y secar. Puedes repetirlo cuantas veces lo necesites, y los efectos dependen de qué tan sucio se encuentre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *