Si bien la Ciudad de Buenos Aires aún debe definir con el gobierno nacional la vuelta a clases presenciales, el Ministerio de Educación porteño firmó una resolución de las calificaciones que obtendrán los estudiantes de escuelas públicas y privadas en diciembre. La misma evalúa el nivel de conocimiento adquirido contemplando tres niveles de aprendizaje.

En la sesión del Consejo Federal de Educación que se llevó a cabo a fines de agosto, los ministros de todos los distritos consensuaron que ningún alumno repetirá las clases este año dada la suspensión de clases presenciales. Además, acordaron que el actual ciclo lectivo y el próximo se unificarán en una misma unidad pedagógica. A fines de 2021 se evaluaría a los estudiantes para conocer si fueron cumplidos los objetivos pedagógicos previstos.

La resolución 2215, “Régimen de Evaluación, Acreditación y Promoción”, establece que los docentes deberán calificar a sus alumnos mediante la escala de: “Avanzado” (A), “Suficiente” (S) y “En proceso”. Para los alumnos de 7º grado de primaria y de 5º o 6º año del secundario corresponderán calificaciones numéricas.

Los niveles “Avanzado” (A) y “Suficiente” (S) indican que el alumno cumplió con los estándares de aprendizajes previstos y no necesita seguir cursando en el verano. Por otro lado, “En Proceso” indicaría que el estudiante requiere complementar con clases a distancia. Las mismas serían en enero y febrero donde se agregarían los sábados y contraturno, según informó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

El objetivo de esta medida es acudir a las consecuencias prácticas, así como cursos de apoyo y acompañamiento para recuperar los conocimientos de 2020 y que los alumnos estén preparados para promocionar en ciclo 2020/2021 a fines de 2021. También, de esta forma las notas serán conceptuales y no se contaría con escalas numéricas por este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *